Receta tradicional de Pisto

El pisto, un plato tradicional de la cocina española, tiene sus raíces en la región de La Mancha, aunque su popularidad se ha extendido por toda España. Se cree que su origen está vinculado a la necesidad de aprovechar los excedentes de verduras de la huerta.

Este guiso de verduras ha evolucionado a lo largo del tiempo, adaptándose a las preferencias y ingredientes locales de cada región. Su preparación básica implica la cocción lenta de tomates, pimientos, cebollas, calabacines y ajo en aceite de oliva. La combinación de estos ingredientes frescos resulta en un plato lleno de sabores y colores vibrantes.

El pisto no solo es un plato versátil y delicioso, sino que también refleja la riqueza de la agricultura y la diversidad culinaria de España. A lo largo de los años, se ha convertido en una receta tradicional apreciada en toda la península ibérica y más allá, siendo un elemento esencial en la gastronomía española y un testimonio de la creatividad culinaria de cada región.

 

⌚ Tiempo de preparación: 40 minutos

🍽️Porciones : 4🍽️

💪Valor Nutricional (por porción):

  • Energía: 180 kcal

  • Proteínas: 7g

  • Grasas: 12g

    • Grasas Saturadas: 2g

    • Grasas Monoinsaturadas: 8g

    • Grasas Poliinsaturadas: 1.5g

  • Carbohidratos: 15g

    • Fibra: 4g

    • Azúcares: 8g

  • Sodio: 400mg

 

Ingredientes:

  • 4 tomates maduros, pelados y picados

  • 2 pimientos verdes, picados

  • 2 calabacines, picados

  • 1 cebolla, picada

  • 2 dientes de ajo, picados

  • 4 huevos

  • 1/4 taza de aceite de oliva

  • Sal y pimienta al gusto

 

  1. En una sartén grande, calienta el aceite de oliva a fuego medio.
  2. Agrega la cebolla y el ajo, y sofríe hasta que estén dorados.
  3. Añade los pimientos y cocínalos hasta que estén tiernos.
  4. Incorpora los tomates y los calabacines. Cocina hasta que las verduras estén tiernas pero no deshechas.
  5. Salpimienta al gusto y cocina a fuego lento durante unos 15-20 minutos para que los sabores se mezclen.
  6. Haz pequeños huecos en el pisto y casca los huevos en ellos. Cubre la sartén y cocina hasta que las claras estén listas pero las yemas aún estén líquidas.
  7. Sirve caliente y disfruta.
Regresar al blog